¿Por qué necesito bucear? Buena pregunta. Desde Lanzarote Buceo no queremos convencerte de nada, pero advertimos, bucear es una de las experiencias más increíbles que existen. Hoy vamos a darte algunos motivos por los que pensamos que hay que practicar submarinismo. ¡Vamos allá!

1. Explora un mundo que muchos no llegarán a ver nunca: si el 70% de la tierra está cubierta de agua, si tu reto y meta es ver el mundo y viajar, sí o sí vas a necesitas bucear, de lo contrario verás menos del 30% de la realidad. Tus vacaciones nunca van a ser lo mismo.

2. Lo más cerca de experimentar la ingravidez: sabemos que ir a la Luna es casi imposible hoy en día, pero bucear te permite sin duda sentir la sensación de gravedad cero, como si fueras un astronauta navegando en el espacio. Pero si de verdad quieres tener esa maravillosa experiencia, puedes hacerlo bajo el mar, un lugar donde podrás comprobar la verdadera sensación de volar.

3. Verás criaturas inimaginables: en el preciso instante en el que te sumerjas, accederás a un fascinante universo lleno de biodiversidad, de animales que jamás habías soñado, de brillantes corales y criaturas invertebradas llenas de vida. Cada inmersión será distinta, y nunca nunca sabes realmente lo que te vas a encontrar.

4. Harás nuevos amigos: esta actividad es un deporte muy social que te permitirá conocer personas de otras culturas con las que podrás compartir el mismo amor por el submarinismo, intercambiar momentos y vivencias. Encontrarás personas con los mismos gustos e inquietudes. Y es que bucear fortalece las relaciones con los demás y fomenta el compañerismo y la integración social.

5. Ejercitas cuerpo y mente: si ya has visto que tu mente y tus sentidos se relajan, y el estrés se esfuma, también el cuerpo se pone en forma cuando buceas. Además de mejorar la coordinación, la orientación del espacio y las habilidades psicomotrices. Pero no sólo eso, tus músculos también se tonifican y fortalecen al practicar submarinismo.

6. Te sentirás mejor contigo mismo: debajo del agua las preocupaciones se diluyen. El estrés se esfuma de repente y tus sentidos se concentran sólo en disfrutar y vivir sensaciones. Y no sólo eso, te sentirás mejor contigo mismo, mejorará tu autoestima y confianza.

7. Apreciarás aún más la naturaleza: si antes eras consciente de los problemas del medio ambiente, ahora lo serás aún más. Cuando buceas, sientes la necesidad de proteger el mar como nunca antes, con cada inmersión amarás más el mar y el ecosistema marino sobre todas las cosas.

Después de leer esto, ¿aún te queda alguna duda? ¡Sumérgete para vivir una de las experiencias más increíbles que existen!

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies