LA CATEDRAL

Nivel: MEDIO

Esta es una de las inmersiones más populares de Lanzarote, y quizá sea porque en la cueva que recibe el nombre de Catedral, La inmersión es cómoda y muy completa; tenemos paredes verticales donde buscar vida oculta, inmensos bancos de arena donde observar chuchos y angelotes, cuevas con todo tipo de fauna y hasta un pequeño pecio por si nos interesa acercarnos hasta él.

Entrada desde la playa, iremos cogiendo profundidad hasta llegar al veril o pared (20 metros), la seguiremos para llegar a la entrada de la impresionante catedral, en la que entraremos por su parte superior hasta llegar al final, donde encontraremos otras cuevas más pequeñas con variedad de esponjas, cangrejos arañas, grandes meros y tiburones ángel. Al darnos la vuelta podemos observar el azul intenso y la profundidad de la cueva con sus formas.

La ruta para llegar a la cueva atraviesa un arenal que nos sorprende por la cantidad de vida que puede albergar aunque, aparentemente, sea un desierto. Podemos observar anguilas jardineras, peces araña, peces lagarto, tapaculos, cangrejos de arena, angelotes y bancos de peces como lisas, herreras o salemas. Al llegar al veril es muy probable que un curioso mero nos esté esperando y nos acompañe en parte del recorrido. Antes de la cueva podemos encontrar una pequeña rama de coral negro que permitirá hacerse una idea de lo que pueden ser los grandes bosques que hay en profundidad.

El regreso se hace frente a Playa Chica, sobre un fondo poco profundo que nos entretendrá durante la parada de seguridad.

Síguenos en