MUELLITO

Nivel: FÁCIL

Las inmediaciones de El Muellito y los dos espigones de Playa Chica forman un lugar mágico para disfrutar sumergidos tanto de día como de noche.

Es el sitio perfecto para observar cómo cambia la fauna después del atardecer. Esta inmersión somera es privilegiada para hacer “snorkel”, bautizos o las primeras prácticas de iniciación; incluso las personas experimentadas la disfrutan después de las incursiones en las paredes más profundas.

Desde tierra o desde embarcación, esta zona permite hacer más de 10 recorridos diferentes de todos los niveles. Para los que quieran dar un paseo con gafas y tubo, recibir un bautizo (inmersión de prueba) o incluso un buceo nocturno, este lugar es ideal por la abundante vida que se concentra en Playa Chica y cerca de la orilla hasta El Muellito. Con la luz del sol, los bancos de lisas, salemas, sargos, galanas, herreras, los coloridos pejeverdes y la fulas casi consiguen hipnotizarnos. Una mirada minuciosa sobre las rocas nos permitirá descubrir coloridas babosas de mar como la especie Hypselodorispicta o el cangrejo arlequín.

Durante la noche, la arena acoge una fauna que nada tiene que ver con la que aparece de día. El arenal nocturno se convierte en un auténtico jardín, repleto de anémonas con todo tipo de animales como alfonsitos, pulpos o curiosidades como fabianas, congrios baleares y estrellas peine. Al caer el sol, la mayor parte de los peces duermen por lo que es el turno de los invertebrados. Llaman la atención los camarones narval que suben desde las profundidades para alimentarse, el camarón de lunares o el cangrejo arlequín.

Síguenos en